Fórmulas y recetas, antiguas y modernas, para (casi) todo.

Impermeabilizar.

 

  

Share

 

Más información sobre este tema en nuestro Blog.                  

—Como impermeabilizar los tejidos.                                                                          
Los barnices de caucho serían un buen procedimiento si no fuesen antihigiénicos para los vestidos, pues impiden el cambio de aire entre el cuerpo y la atmósfera. Pero también se encuentran en el comercio tejidos impermeabilizados que dejan libre el cambio de aire.
Cuando se quiere impermeabilizar una tela o una confección, se extiende sobre una mesa y se frota con un reborujón de franela empapado en aceite de linaza crudo. Se pone a secar en lugar fresco y aireado y a la distancia de veinte días se repite tres veces la untura.
Con el aceite de linaza cocido, el procedimiento es más rápido; pero el tejido queda expuesto a pegarse si se pliega.
—Procedimiento con jabones metálicos.                                                                      
Los jabones de aluminio, de plomo y de cobre son insolubles en el agua y producen un excelente revestimiento hidrófugo. Además son antisépticos y conservan los indumentos. Sumergir los tejidos en una solución caliente de alumbre al 10% y después en agua con el 4% de jabón, repitiendo las operaciones muchas veces; después secar.
—Tiendas de campaña.                                                                                              
Éstas y los toldos de carros y carruajes se bañan en agua de jabón concentrado (al 20%) y después de secos en un baño de sulfato de cobre al 6%.
—Procedimiento por la parafina.                                                                                 
Se sumerge la prenda en 30 gr. de parafina por litro de esencia de petróleo y se deja secar como en el caso anterior.
La parafina fundida es un excelente hidrófugo empleado en todos los casos en que sea necesario proteger de la humedad un objeto.
—Para impermeabilizar un vaso poroso.                                                                     
Póngase a calentar en un horno. Mientras, fundase parafina en el baño maría y viértase caliente en el mismo vaso, frotándola enérgicamente para que adhiera y forme como un barniz en el fondo y en las paredes. Enfriada la parafina, el vaso resu1tará perfectamente impermeable.                                                                                                                               

—Impermeabilización del cartón.                                                                                

El siguiente procedimiento puede aplicarse también a las cajas de cartón que se quieren hacer impermeables a la humedad y a la grasa. Fundir juntas 100 partes de parafina con 75 de colofonia. Las cajas, o el cartón, se sumergen en este líquido hasta que no se produzcan burbujas de aire. Entonces se retiran y se ponen a escurrir.

—Calzado impermeable.                                                                                             

Fundir 250 gramos de sebo de vaca, 60 gramos de grasa de cerdo y 30 gramos de cada una de las sustancias siguientes: aceite de trementina, cera virgen y aceite de oliva.

Extender la mezcla en caliente sobre el calzado y frotar enérgicamente para que penetre bien en el cuero y entre la unión de la suela y las partes contiguas.

Guardar en tarros. Si se endurece calentar ligeramente para reblandecerla.

—Telas y toldos impermeables.                                                                                  

Fundir 10 partes de resina y añadir 15 partes de aceite de pescado, colza o naveta. Filtrar.

Pintar con una brocha gruesa en caliente la tela o lona.

—Hule impermeable.                                                                                                  

Calentar para disolver, 2 partes de aceite de linaza y 4 partes de trementina. Aparte disolver 1 parte de almáciga y 1 parte de trementina. Mezclar los 2 preparados y aplicar por las dos caras sobre un tafetán extendido sobre un bastidor.

—Tapones de corcho impermeables.                                                                            

Fundir 200 gramos de cera virgen y 50 gramos de sebo. Sumergir los tapones en este baño caliente varias veces. Secar al horno colocándolos sobre su parte más ancha. Los tapones serán impermeables a cualquier líquido.

—Impermeabilización de toldos.                                                                                 
Queriendo hacerlos impermeables a la humedad y a la lluvia, se aplica con un cepillo una solución preparada al baño maría de 120 gr. de parafina en un litro de trementina, o, simplemente, se frota toda la superficie con parafina.

—Etiquetas de papel impermeables.                                                                           
Pueden hacerse impermeables las etiquetas que se pegan sobre las botellas, etc., extendiendo sobre ellas clara de huevo y agua con un pincel fino, y pasándoles después una plancha muy caliente, interponiendo al propio tiempo una hoja de papel blanco. La clara de huevo y el agua se mezclan en la proporción de una parte de aquélla por dos de ésta.